Te invito a experimentar el Yoga! Es un fabuloso sistema integral y holístico, cualquiera puede comprobarlo por vivencia propia. Podemos definir al Yoga como "Sadhana Sarvanga", una práctica para todo el cuerpo, valiéndose de ejercicios físicos y respiratorios. También es "Antaranga Sadhana", una práctica interna, para trascender la mente por medio de la meditación. El Yoga nos lleva así a la serenidad y la plenitud. Es la ciencia de integrar cuerpo, mente y espíritu.

LOS TRES PILARES DEL YOGA

En la ciencia del Yoga hay tres "pilares", "soportes" o "bases", sobre los cuales se desarrolla y da frutos la práctica: Tapas - Svadhyaya - Ishvara Pranidhana. Estas son las bases sólidas sobre las que asienta yoga abhyasa (práctica yóguica), expuestas en los Yoga Sutras en el contexto del Ashtanga Yoga (yoga de los ocho miembros), también llamado Kriya Yoga (yoga de la acción). Podemos traducir estos principios como: Disciplina - Estudio - Devoción, respectivamente.

Veamos en detalle cada uno de ellos y su implicancia:

 arte: Manivelu
TAPAS
Tapas o tapasya, es autodisciplina, austeridad. También significa "fuego", el fuego por el cual nos purificamos por medio de las prácticas (disciplinas, austeridades).
Muchas veces se malinterpreta este concepto creyendo erróneamente que las austeridades a las que se refiere implican una serie de padecimientos, sacrificios y carencias de todo tipo, cuando en realidad a lo que se refiere es a las sadhanas (prácticas yóguicas), a la disciplina y compromiso que se requieren para alcanzar el éxito en el Yoga.

Tapas implica la purificación física, mental y emocional. La eliminación de todo elemento negativo que impida el desarrollo espiritual del sadhaka o yogi. La finalidad es llevar al practicante a una plataforma de pureza y bondad (sattva), sin las cuales la realización del Yoga, su meta última, será inalcanzable.

La tapasya implica la práctica diaria de posturas de Yoga (asanas) para desarrollar la buena salud física y mental, incremento de la energía vital por medio del control de la respiración (pranayama, bandha y mudra), limpiezas internas (shatkriyas o shatkarmas), control de los sentidos e impulsos (pratyahara y brahmacharya), llevar una dieta frugal, pura y natural, observación de la limpieza personal y del entorno, purificación de la mente (dhyana y mantra), desapego de los objetos de los sentidos y tener sólo lo básico y necesario para la subsistencia y el desarrollo de la práctica, y acceder así a una vida superior y trascendental.

En definitiva entonces, podemos entender "Tapas" o "Tapah" como los elementos que deben observarse para la eliminación de las impurezas físicas y mentales, observando hábitos correctos de ejercicio, cuidados, alimentación y relajación que nos sitúan en la plataforma de la pureza, bondad y mansedumbre.

SVADHYAYA
Svadhyaya implica el estudio, la reflexión, el autoconocimiento, la autoexploración. Alcanzar el conocimiento correcto de las cosas y la realidad por medio de la práctica (sadhana) y la meditación (dhyana), la lectura y estudio de los textos de filosofía del Yoga y de sabiduría.
Esto último debe hacerse bajo la guía de un Guru genuino. Un Maestro Espiritual realizado es quien puede abrir nuestros ojos y entendimiento, es quien ya ha transitado el camino y alcanzado la meta, y por lo tanto tiene el conocimiento y la autoridad para guiarnos en nuestro propio proceso y camino hacia la meta.

Todos los aspectos del Yoga, desde los ejercicios físicos hasta los más refinados conceptos filosóficos y espirituales, deben ser aprendidos de un Maestro o Instructor calificado. En el Yoga esto se denomina "Upanishad", sentarse a los pies del Maestro para escuchar y aprender de él los "secretos del Yoga". Esto requiere de nosotros el trascender nuestro falso ego y concepciones y someternos con humildad y sumisión a la guía y la enseñanza. Sin ese grado de apertura, nunca podremos aprender, avanzar, ni realizar el Yoga.

ISHVARA PRANIDHANA
Este concepto es tal vez el más importante de los tres, pues es el fundamento por medio del cual podremos avanzar a paso firme en todo lo antes expuesto.

Ishvara Pranidhana implica "devoción", entrega a la Voluntad Suprema, a una fuerza que está por encima de nosotros y nos trasciende. Es en definitiva Fe, en lo que se está realizando y en la meta a alcanzar. Sin devoción y entrega nada puede realizarse, ninguna meta puede conquistarse. En este punto es necesario resaltar, por si no quedó todavía claro, que la meta del Yoga es el "vínculo" o "unión" (yoga) con lo Supremo. El Yoga es una práctica espiritual y no alguna otra cosa. El fin del Yoga es llevarnos a la plataforma espiritual, a descubrir nuestra verdadera identidad, a experimentar y realizar que somos seres espirituales vinculados eternamente al Ser Supremo.

 arte: Manivelu

El Yoga es una ciencia experiencial, que provee las herramientas y métodos científicos para realizar, experimentar y vivenciar esta profunda verdad trascendental. Y las herramientas, métodos y procesos son los aquí expuestos.

La realización de la Verdad Suprema está a nuestro alcance, sólo hay que entregarse con fe y devoción (ishvarapranidhana) al estudio (svadhyaya) y la práctica (tapas).

Me permito por último, citar unos comentarios de Bernard Bouanchaud en "The essence of Yoga: Reflections on the Yoga Sutras of Patanjali": "El yoga de la acción (Kriya Yoga) comprende tres disciplinas o soportes, descritos por orden de sutileza: 1. El primer soporte es la disciplina para el cuidado físico personal (tapas). Debemos: a) purificarse eliminando los factores negativos que impiden la buena salud física, mental y emocional; b) practicar diariamente posturas de yoga y control de la respiración; c) efectuar un ejercicio moderado que elimine tensiones; d) seguir una dieta moderada que facilite la digestión (sattva), ni demasiado estimulante (rajas), ni demasiado pesada (tamas). 2. El segundo soporte, la autorreflexión (svādhyāya), es el estudio de los textos sagrados, preferiblemente a través de su canto y recitación. Si ello no es posible, se deben leer o escuchar. Para el practicante de yoga, el texto de referencia es los Yogasutras. 3. El tercer soporte, la entrega y la devoción (īśvarapraṇidhāna), es la búsqueda de la excelencia en la acción, por la cual se abandonan sus frutos ante un poder supremo." 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario