Te invito a experimentar el Yoga! Es un fabuloso sistema integral y holístico, cualquiera puede comprobarlo por vivencia propia. Podemos definir al Yoga como "Sadhana Sarvanga", una práctica para todo el cuerpo, valiéndose de ejercicios físicos y respiratorios. También es "Antaranga Sadhana", una práctica interna, para trascender la mente por medio de la meditación. El Yoga nos lleva así a la serenidad y la plenitud. Es la ciencia de integrar cuerpo, mente y espíritu.

ACERCA DE LOS MANTRAS

EL RECITADO O CANTO DE MANTRAS

Mantra es “aquello que protege la mente”. Son vibraciones sonoras de la mística lengua sánscrita: el Devanagari o lenguaje Divino, surgido a partir de la escritura siddham. 




La repetición, canto o recitado de estos sonidos, le brindan un reposo a la mente, logrando un estado de concentración y calma, y el repliegue de los sentidos, lo cual es propicio para adentrarnos en la meditación. Al enfocar la atención en un solo objeto, la repetición del sonido, se van calmando las fluctuaciones de la mente y esta entra en un estado de reposo, favoreciendo la experiencia meditativa. A la vez, con la emisión del sonido se produce un trabajo de reeducación respiratoria , y con la practica logramos manejar de forma correcta y consciente nuestra respiración. La fuerza vibratoria del Mantra, tiene como objeto hacer trascender la mente y los sentidos, liberar las emociones, y así conectarnos con el plano espiritual.

Los mantras emplean un canal subliminal pero con intenciones benéficas. No es necesario intelectualizar el "significado" o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo sonoro funcionará en el plano inconsciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De hecho parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos fragmentarios de la mente consciente y percibiremos su unidad subyacente.


La repetición consciente del mantra utiliza el sonido como vehículo que nos conecta con los chakras superiores del exterior del cuerpo, porque no hay manera de acceder a ellos por medio de la lógica. El sonido lleva una cierta frecuencia y el cuerpo la reconoce.
A lo largo de la repetición del mantra la información que contiene el mismo se desvanece quedando solamente el efecto sonoro y tranquilizador en nuestra mente.



No hay que pensar activamente en el significado gramatical del mantra (si es que lo tiene). Si se conoce el significado de alguna de las palabras, es posible que nos remita a ciertas ideas. Esas asociaciones tendrán un efecto en nuestra mente y su sentido se irá haciendo más profundo cada vez, conforme lo exploremos fuera de la meditación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario